Trabajos verticales

Actualmente, los grandes edificios tienen grandes ventanales para que entre mucha luz a las oficinas y, las ventanas no suelen poderse abrir. Es muy complicado o prácticamente imposible poder acceder a este tipo de superficies, ya que a la altura en la que se encuentran o la complejidad de la tarea únicamente se pueden realizar con métodos de suspensión, cuerdas o andamios. Este problema se solventa con personal debidamente cualificado que están acostumbrados a hacer trabajos verticales de limpieza de cristales.

Incluso en lugares complicados, los trabajos verticales siguen siendo los mejores sobre la obra tradicional, ya que es mucho más sencillo, se tiene mayor grado de acción, sin tener que depender de una plataforma fija, donde molesta a los visitantes al pasar y es más robusto. Lo beneficioso de los trabajos verticales es que pueden llegar a cualquier rincón y conseguir una limpieza de cristales espléndida.

Limsama es una empresa especialista en trabajos verticales de limpieza de cristales, donde los profesionales limpian los cristales con productos especializados para esta tarea, como ácidos desincrustantes, para conseguir eliminar toda la suciedad de la superficie y dejar un acabado formidable y de larga duración. Posteriormente secan, de forma que el cristal se queda en perfectas condiciones y los clientes se quedan muy contentos con el resultado.

Es imprescindible el mantenimiento de las superficies para que mantengan ese brillo, ya que, en las alturas, las gotas de lluvia se pueden condensar con los ventanales inclinados, dejando manchas en el cristal.

Las ventajas de llevar a cabo trabajos verticales en fachadas son múltiples. Se ahorran numerosos costes puesto que, gracias a los trabajos verticales de las fachadas no se necesita implementar andamios y, por tanto, ahorramos gastos en contratar a un equipo de montaje y desmontaje de los mismos. Por otro lado, tampoco tenemos la necesidad de contar con una grúa. Además, los transeúntes y habitantes de la zona podrán caminar cómodamente por la zona donde se esté llevando a cabo el trabajo, puesto que no encontrarán andamios y otras herramientas por mitad de las aceras.

Realizar trabajos verticales en fachadas conlleva un proceso específico.

En primer lugar, para poder limpiar y eliminar la primera capa de residuos de la fachada, aplicamos el proceso húmedo. Este proceso consiste en limpiar la fachada mediante agua a presión, consiguiendo eliminar eficazmente la primera capa de residuos de la superficie.

Una vez a la fachada se le haya aplicado el primer proceso, en segundo paso de los trabajos verticales de fachadas trata de aplicar diferentes productos, dependiendo del material con el que estemos trabajando en la fachada. De esta forma, no solamente se produce una limpieza de la fachada, sino también nos encargamos del mantenimiento de esta eliminando posibles grietas y otros desperfectos que podemos llegar a encontrar.

En grupo Limsama nos encargamos primero de analizar el tipo de material del que está hecho la fachada. Dependiendo del material con el que nos encontremos, aplicaremos productos con una mayor porosidad o, por el contrario, utilizaremos sustancias más agresivas.

El siguiente paso una vez los productos estén aplicados será el proceso de cepillado del trabajo vertical en la fachada. Este procedimiento es meticuloso y tedioso puesto que, mientras bañamos la fachada con agua blanda nuestros operarios irán cepillando el área. Mediante este proceso, realizamos una limpieza más profunda en el trabajo vertical de fachada, eliminando residuos que encontraremos en aquellos lugares a los que son más difíciles de acceder, obteniendo un resultado excelente.

Por último, nos encargamos de aplicar algunos productos químicos, teniendo en cuenta el material de la fachada aplicando el producto más conveniente respecto al tipo de material con el que tratamos. Este último proceso es de vital importancia en todo el proceso del trabajo vertical de la fachada puesto que nos ayudará a mantener el edificio limpio y reluciente durante un mayor periodo en el tiempo.

Respecto a los elementos e instrumentos con los que contamos para el desarrollo de los trabajos en fachadas, siempre primamos por la seguridad de nuestros profesionales.

En Grupo Limsama contamos con los materiales de seguridad más innovadores para que nuestros técnicos puedan desarrollar su trabajo en fachadas de la forma más segura y eficiente, ofreciendo de esta manera los mejores resultados a nuestros clientes.

Nuestros trabajadores están protegidos por arneses anticaídas y cuentan con anclajes temporales. En definitiva, los materiales más innovadores del mercado para que nuestros profesionales estén seguros realizando su trabajo.

En Whatsapp atendemos sus
peticiones de presupuesto