Limpieza de fachadas

En Limsama somos expertos en la limpieza de fachadas en Madrid. Con el paso del tiempo la fachadas de los edificios acumulan suciedad debido a la lluvia, barro, polvo... e incluso pegatinas o grafitis. Por este motivo es importante hacer una limpieza de fachadas cada cierto tiempo.

Lo primero es comprobar qué clase de suciedad se pretende eliminar, ya que de ello dependerá usar agua fría o caliente, así como la elección de algún producto químico. La limpieza de la fachada debe hacerse regularmente, lo estándar es realizarla una vez al año, aunque si se hace bien, con productos apropiados, se puede realizar cada cinco años.

La contaminación es otro aspecto clave que acumula suciedad en las fachadas, por los tubos de escape, polvo de obras, asfalto, humo... Poco a poco hace la capa de suciedad más oscura y se vuelve más complicada de eliminar, por lo que es fundamental hacer la limpieza lo antes posible.

Limpieza de fachadas con agua a presión

Es la técnica más común para llevar a cabo limpieza de fachadas. Con la potencia del agua se consigue desincrustar sedimentos que pueden haberse quedado pegados a la superficie.

Con una limpieza de fachadas con agua a presión se consigue un buen aspecto de la fachada, consiguiendo eliminar toda la suciedad de la lluvia, barro, polvo, que tras una tormenta fuerte, los sedimentos se quedan incrustados.

Si el problema proviene de una pegatina o grafiti en la fachada, hay que recurrir a agua caliente a presión para eliminarlo.  Si su eliminación de esta forma no fuera suficiente, se puede añadir algún químico que se mezclará con el agua, y hará más sencilla la eliminación del grafiti o pegatina.

Contacte con nosotros para obtener más información sobre nuestros servicios de limpieza de fachadas con agua a presión en Madrid y solicite presupuesto sin compromiso.

En Whatsapp atendemos sus
peticiones de presupuesto