Productos de Limpieza Profesional: Consejos y Recomendaciones

productos de limpieza profesional

Los productos de limpieza profesional deben distinguir el trabajo bien hecho con el sello de una labor impecable. Hoy día, la higiene y la desinfección de superficies están más valorados que nunca antes, si cabe. El valor de una buena limpieza profesional para la salud y también para la buena apariencia de un negocio, es muy estimado a nivel social.

En algunas de las épocas del año, por ejemplo en la temporada fría, en que tanto proliferan contagios víricos, todo ello es especialmente crucial. Un profesional de la limpieza deberá emplear limpiadores desinfectantes varias veces por semana. Sobre todo en elementos que se hallan constantemente expuestos al contacto humano.

Además, también han de emplearse algunos materiales especializados en la mejor limpieza de determinadas superficies y materiales que requieren de especial cuidado. Es el caso de la limpieza de mármol.

Productos para limpieza profesional: desinfectantes y limpiadores

Los productos empleados a nivel profesional para la limpieza pueden dividirse en dos vertientes fundamentales: desinfectantes, y limpiadores especializados.

Desinfectantes

Para la desinfección de elementos que están constantemente sometidos al uso humano (por ejemplo, teclados informáticos, pasamanos, mesas, sillas, y demás mobiliario de oficina). En este aspecto es preciso emplear algunos productos especializados:

    • Limpiadores clorados, como lejías, y limpiadores amoniacales. Se trata de productos muy corrosivos, y que por ello han de ser utilizados con la precaución necesaria. A la hora de dosificar las cantidades necesarias, han de leerse con atención las instrucciones del fabricante. Muchos productos amoniacales de uso profesional se sirven con aspecto de geles densos, y perfuman las superficies. Es decir, que no se corresponden con la visión habitual del amoniaco, sino que se han fabricado específicamente para estos usos. Pueden utilizarse para todo tipo de superficies lavables, como puedan ser terrazo, caucho, vinilo, pavimentos, o incluso mármol.
    • Limpiadores-desinfectantes. Diversos productos de limpieza profesional unifican la función de limpiador con la de desinfectante. Tales productos son también muy habituales en la higiene y mantenimiento integral de edificios. Son compuestos que se comercializan, por ejemplo, en garrafas de 5 litros. Suelen ser especialmente aptos para la higienización de superficies en contacto con alimentos. Contienen sustancias biocidas que no resultan agresivas para la salud humana, como el hipoclorito de sodio o el amonio. Muchos de estos limpiadores-desinfectantes no contienen lejía, para que de este modo puedan utilizarse en áreas clínicas o alimentarias. Es una forma de evitar peligros de intoxicación.
    • Bactericida, fungicida y virucida. Se suelen comercializar en pastillas solubles en agua. Acaban con el riesgo de infecciones víricas, bacterianas y fúngicas.
    • Desinfectantes en spray, y soluciones hidroalcohólicas en pulverizador.

Limpiadores especializados

Dentro de los limpiadores especializados que se emplean en el ámbito profesional para los diversos tipos de superficies, destacarían los siguientes:

  • Limpiacristales. Existe una amplia gama de productos profesionales para la limpieza de cristales, con bioalcohol, e incluso con secado especial antivaho. También hay limpiacristales germicidas, e incluso limpiadores amoniacales especializados en este tipo de superficies.
  • Limpiadores de acero inoxidable. Suelen comercializarse con atomizador incorporado en el envase. Restauran el brillo del acero, y previenen posteriores ensuciamientos de las superficies de acero.
  • Limpiabaños concentrado. Poseen efecto antical, limpian sin dejar residuo alguno, y perfuman.
  • Limpiadores desincrustantes para WC. Son de acción ultrarrápida, y eliminan con gran eficacia los olores desagradables.
  • Limpiadores quitatintas. En ámbitos donde las manchas de tinta son muy habituales (oficinas, centros escolares, etc) este producto especializado es de gran ayuda. No altera las superficies, y restablece su aspecto original.
  • Limpiadores de metales y vitrocerámica.
  • Limpiadores de madera.

Estos son sólo algunos ejemplos de productos profesionales para limpieza. Los profesionales de la higiene cuentan con numerosos recursos de alto nivel de eficacia para lograr el resultado perfecto. He aquí una excelente razón para contratar un buen servicio de limpieza Madrid.

Últimas entradas

Contacta con nosotros

    Menú